Educación Infantil

Se considera importante resaltar las condiciones necesarias para lograr prevenir los problemas de aprendizaje en esta etapa educativa:

-Respetar el nivel madurativo alcanzado al objeto de adecuar el aprendizaje

-Facilitar la transferencia del aprendizaje a impartir a sus contextos naturales, a su vida cotidiana.

-Generar una actitud positiva hacia el aprendizaje estableciendo unas condiciones lúdicas, agradables para el niño.

-Establecer un ambiente de tolerancia, motivación, comprensión. Al hablar de tolerancia no queremos decir permisividad. Sabemos la importancia que los límites adquieren en la educación de los alumnos, les proporcionan seguridad.

-Evitar la sobreprotección, ya que lo único que logra es aumentar la dependencia con el adulto.

-Lograr una coherencia y continuidad entre las pautas familiares y las escolares. De ahí la importancia de la colaboración familiar en el proceso educativo de sus hijos.

-Involucrar al alumno en su propio proceso de aprendizaje al objeto de que aprendan de sus experiencias y de la reflexión sobre las mismas. Será fundamental el refuerzo ante los logros conseguidos.

-El diálogo es la base de la socialización y la convivencia. El aprender a escuchar y sentirse escuchado favorecerá esta socialización y evitará problemas futuros en el uso de la comunicación y lenguaje.

-Facilitar el conocimiento del medio que rodea al niño potenciando su movilidad, la coordinación de sus movimientos. De este modo irá paulatinamente situándose de forma independiente en el medio físico.

De este modo, la Educación Infantil ha de tener un carácter intencional, debe organizarse adecuadamente el proceso educativo para favorecer el desarrollo y maduración de los niños.

Es en esta etapa educativa donde cobra mayor importancia, si cabe, el carácter técnico y científico de la educación. Por tanto, las actividades han de ser cuidadosamente planificadas al objeto de no caer en un mero activismo (la actividad por la actividad) sino que han de programarse al objeto de que el principio de actividad mental esté presente a fin de lograr un aprendizaje significativo. La confianza en el educador y un criterio educativo estable son fundamentales.

Además, es necesario destacar la importancia de la imagen que el adulto devuelve al niño. Mensajes positivos, de confianza en sus posibilidades van a ser fundamentales en el logro de un buen autoconcepto y consecuentemente de una buena autoestima. Unas expectativas equilibradas en educadores y familias son fundamentales para un desarrollo armónico y equilibrado. Hay que evitar tanto la sobreprotrección como el rechazo.

 

Educación Primaria

Una de las principales dificultades con las que se encuentran los niños y niñas al llegar a esta etapa es en el área lógico-matemática.

Se sabe que hay una estrecha relación entre los errores que se cometen y los procesos mentales implicados en el aprendizaje y en la adquisición de este conocimiento. Con frecuencia, los errores matemáticos presentan una lógica, responden al seguimiento de unas reglas, que aún siendo incorrectas, conlleva el poseer una competencia lógica-matemática.

De lo expuesto se deduce que la detección temprana de errores cometidos por los alumnos es fundamental para prevenirlos, ya que se subsana el error en el momento de producirse, evitando la acumulación de los mismos y por ende, las temidas “lagunas de aprendizaje”.

El facilitar la comprensión del significado de las operaciones y de los pasos que conllevan, con ayuda de objetos concretos y material visual permitirá, posteriormente, ir adquiriendo el proceso de abstracción que culminará con la utilización de los signos aritméticos específicos.

Una de las causas más frecuentes de las dificultades en el aprendizaje de las operaciones matemáticas es el enseñar las operaciones precozmente, cuando el alumno no está maduro ni capacitado para ello. Profesores y familias, en ocasiones presionan a los alumnos/hijos para que alcancen lo antes posible este aprendizaje. Lo que suele ocurrir es que el alumno aprende de forma mecánica, realiza los automatismos de las operaciones pero no interioriza el concepto y significado de la operación. Por ello, se debe tener en cuenta que la competencia matemática sigue un proceso de construcción lento y gradual, que va desde lo concreto y específico, a lo abstracto y general y que, las actividades concretas y manipulativas, con los objetos, constituyen el cimiento de esta construcción. Lo más importante es que el niño comprenda la operación, una vez que esto se ha logrado, podrán plantearse los automatismos y las operaciones mentales rápidas.

Algunos de los factores que intervienen en los problemas en el Área de Matemáticas y que hay que tener presente al objeto de prevenirlos son:

– El lenguaje. En ocasiones los niños tienen problemas en Matemáticas por el desconocimiento o pobreza del vocabulario numérico, ello le crea dificultades para entender conceptos como magnitud, tiempo, número.

– La atención. Los alumnos que presentan dificultades de atención serán más propensos a tener problemas en matemáticas. Por tanto, es preciso generar un ambiente que minimice, en la medida de lo posible, las distracciones.

– La discriminación audiovisual. Cuando un niño presenta problemas perceptivos, de discriminación visual o auditiva tenderá a confundir números, invertirlos.

Sumario
Prevención de los Problemas de Aprendizaje
Título
Prevención de los Problemas de Aprendizaje
Descripción
Prevención de los Problemas de Aprendizaje
Autor
Unidad de Memoria y Atención